Remoción de Tatuaje

remocion-tatuaje-dalago.jpg

El Retiro o Remoción del Tatuaje con láser es un procedimiento que utiliza un láser de alto poder que penetra profundamente en la piel y puede destruir las partículas de la tinta dentro de las células que dan el color al tatuaje. Las tintas de colores más oscuros o negras responden mejor al tratamiento.

Es un proceso incómodo para los pacientes, por lo que es necesario colocar anestesia para maximizar la comodidad del paciente y se necesita un tiempo de recuperación del área tratada.

La mayoría de las personas requerirán una serie de sesiones, con 1 ó 2 meses de tiempo entre ellas; aunque el número exacto de sesiones no se pueda predecir por adelantado. Dependerán de muchos factores tiempo del tatuaje, calidad de la tinta, edad del paciente, tamaño y lugar.